Guía práctica para elegir un proveedor tecnológico

Guía práctica para elegir un proveedor tecnológico

Según UPSISTEMAS, una mala elección de un proveedor de TI puede impactar de manera negativa en la rentabilidad financiera de una empresa.

Experiencia, representación directa y soporte post-venta son algunos de los factores que las empresas deben de revisar a la hora de escoger un proveedor de TI. Lo anterior para lograr una inversión efectiva y obtener el respaldo que necesitan para su negocio.

"Se estima que 3 de cada 10 empresas fracasan en la elección de un proveedor tecnológico por no investigar antes sus antecedentes y experiencia en el mercado", indica Diego Saavedra, Director Comercial de Soluciones de UPSISTEMAS.

Saavedra agregó que hacer una investigación previa no solo les permite a las compañías asegurar las inversiones que canalizan en este rubro, sino también continuar con sus planes de negocio a corto y mediano plazo.

Con el objetivo de que las empresas identifiquen qué aspectos deben de contemplar antes de contratar un proveedor de servicio, UPSISTEMAS desarrolló una guía práctica para elegir un proveedor tecnológico adecuado.

1. Experiencia

Es uno de los principales factores que determinan la idoneidad o no de un proveedor de infraestructura tecnológica. Así que las empresas que estén en búsqueda de un proveedor de TI deben corroborar la cantidad de proyectos que el proveedor en cuestión ha ejecutado, las compañías que han recibido sus servicios, así como el resultado final de los mismos.

Lo anterior le permitirá acreditar la capacidad que tiene para hacer frente a los requerimientos de la compañía.

2. Representación directa

Otro factor importante que deben tener en cuenta las empresas, es la representación directa que tienen los proveedores de TI sobre los equipos y marcas que representan.

De acuerdo con Guilermo Varón, gerente de Ingeniería de UPSISTEMAS, esto les ayuda a las compañías a tener certeza en cuanto al nivel de especialización del proveedor sobre los productos y servicios que les ofrecen, así como la disponibilidad de piezas en el servicio post-venta.

3. Personal especializado

Las compañías deben de asegurarse de que el personal del proveedor de TI que piensa contratar cuenta con la experiencia necesaria.

"Fijarse en ese aspecto eleva un 80 a 90% las posibilidades de que tengan éxito en su decisión a la hora de elegir. Este es un factor diferencial en el desarrollo de proyectos de tecnología, y es complementario a la experiencia general de las empresas que lo proveen", indicó Saavedra.

4. Solidez administrativa y financiera

Otro punto en el cual deben de centrar su atención las empresas es en la solidez administrativa y financiera con la que cuentan los proveedores a elegir, pues este factor permite determinar su capacidad para asumir proyectos de gran magnitud y asegurar el cumplimiento de los servicios prometidos en las ofertas.

5. Capacidad de respuesta

Al tratarse de proyectos que en su fase de desarrollo involucran una gran cantidad de variables y procesos, es vital que el proveedor de TI cuente con la capacidad para responder ante contingencias o dificultades que pueden surgir en las diferentes etapas del mismo, e incluso después de finalizado el mismo. Así que las compañías deben conocer a fondo cómo, cuándo y bajo qué circunstancias tendrán cierto nivel de respuesta ante un incidente.

“Las empresas no deben de olvidar que la elección de un proveedor de TI no implica solo la posibilidad de que su negocio cuente con la tecnología necesaria para seguir creciendo, sino que también es un aspecto que puede impactar de manera importante en la rentabilidad financiera y en sus objetivos de negocio”, puntualizó Saavedra.