La tecnología en las organizaciones

La tecnología en las organizaciones

Jairo Pinilla, Director de Performia Colombia, recomienda que es fundamental que los integrantes de una empresa hagan uso responsable de esta gran herramienta.

La tecnología ha cambiado nuestras vidas radicalmente, en poco tiempo se ha convertido en una pieza clave para el desarrollo, la globalización, y el crecimiento sostenible de muchos países y empresas. Es importante tener presente las ventajas, desventajas y peligros que tiene esta poderosa herramienta, que puede duplicar una empresa, o hacer grandes daños en segundos. Por ende es fundamental que los integrantes de una organización hagan uso responsable de este gran instrumento.

En aras del desarrollo y crecimiento sostenible de los países y sus organizaciones, el ser humano ha invertido mucho tiempo en estudios e innovación tecnológica, que día a día tiene avances vertiginosos.

En la actualidad, aproximadamente 7.8 millones de científicos e ingenieros están contratados en actividades de investigación en todo el mundo. Desde 2007, el número de investigadores ha aumentado en un 21%. De acuerdo a un Informe de la UNESCO sobre la Ciencia hacia el 2030. Este trabajo fue publicado en el año 2015.

En Colombia existen muchas empresas que hacen uso frecuenta de la tecnología, de acuerdo a un estudio hecho por el Departamento Nacional de Estadísticas, en donde se investigaron 8.387 empresas industriales manufactureras en el año 2015, las cuales estaban activas en el momento de la encuesta.

El resultado fue que el 98.9% de las empresas usaban computador, el 98.9% utilizaban Internet y el 69.9% tenían página o sitio web. En 2015, el 98% de las empresas industriales manufactureras suministró a su personal computadores de escritorio, un 69.2% suministró computadores portátiles y un 53% teléfonos móviles inteligentes (smartphones).

Esto denota que la mayoría de las organizaciones buscan mantenerse a la vanguardia con la tecnología, y que todas las investigaciones desarrolladas por científicos e ingenieros, han dado como resultado productos que se han convertido en una necesidad para la población.

Esta poderosa herramienta ha optimizado la comunicación y los procesos, a tal punto que las personas a través de su equipo portátil o un teléfono inteligente, pueden hacer actividades laborales desde cualquier lugar y en el momento que deseen. Esto ha creado nuevas necesidades en la población, que día a día es más exigente y demandante con el uso de las nuevas tecnologías.

En el caso de las empresas pasa lo mismo, en la gran mayoría de éstas es impensable operar sin computador o sin internet, pero la tecnología también puede significar un gran desperdicio de tiempo y atención en las organizaciones.

A continuación usted encontrará una serie de recomendaciones que ayudarán al personal a optimizar su trabajo con el uso de la tecnología:

• Asegúrese de que cada persona que integre la organización sepa manejar bien los equipos que debe usar, conozca el protocolo de los procedimientos y flujo de la comunicación, para evitar trabajo innecesario y pérdida de tiempo por desconocimiento.

• Maneje un respaldo de la información en servidores, capaces de soportar los contenidos que necesita almacenar la empresa.

• Capacite a su personal sobre los peligros de los virus y los hackers, para evitar que sean víctimas de ellos. Un hacker siempre necesita la ayuda inconciente de sus empleados.

• El uso de la tecnología también puede ser un distractor al momento de trabajar, por ejemplo el uso excesivo de ciertas aplicaciones (redes sociales) en horarios de trabajo. Establezca reglas donde todos deben entregar ciertos resultados en tiempos establecidos.

• Haga mantenimiento preventivo a sus equipos y no espere que se dañen para llamar al servicio técnico.

• Si tiene portales o páginas Web y maneja redes sociales, actualícelos constantemente y ofrezca toda la información necesaria, para que las personas interesadas en sus productos o servicios, puedan conocerle mejor y comunicarse con usted.

De acuerdo a nuestra experiencia, hemos visto que algunas organizaciones han cambiado radialmente sus procesos automatizándolos, y han visto resultados sorprendentes. Sin embargo otras no han visto la necesidades de hacer uso de las nuevas tecnologías, ya que siguen siendo rentables con procedimientos tradicionales.

En todo caso, la gran mayoría de las microempresas y las grandes trasnacionales se han adaptado a las nuevas tendencias para sobrevivir en el tiempo y tener éxito. Incluso las instituciones gubernamentales han tenido que optimizar y digitalizar sus procesos, para cubrir la gran demanda que cada día crece. Para nosotros es impensable un proceso de selección de personal sin el uso de tecnologías de información.