Personalización: la nueva exigencia del comprador

Personalización: la nueva exigencia del comprador

Germán Borrero, Presidente de MQA, señala que la clave de la personalización es la información y las empresas colombianas deben reinventar su experiencia de cliente para alcanzar una diferencia competitiva.

La era digital ha transformado a los clientes, la competencia y la forma de hacer negocios. Hoy en día, el reto de las áreas de ventas y mercadeo es cada vez mayor, con una audiencia multi-generacional, nuevos hábitos de compra y una gran cantidad de información en las redes, el desafío de las empresas pasa de ofrecer un producto a generar una experiencia de compra, diferente, emocional y a la medida.

Los clientes utilizan sus dispositivos móviles en todo momento para realizar compras, encontrar tiendas, comparar precios, compartir fotos y pedir recomendaciones a quienes los rodean. Pero la influencia de la tecnología digital en las compañías va mucho más allá de un cambio en los hábitos de compra.

Nuevos competidores están llegando a sus más leales consumidores: motores de búsqueda, redes sociales, empresas de telecomunicaciones, servicios públicos, bancos y la inmensa cantidad de negocios que llegan al consumidor.

Es hora de reimaginar el negocio bajo un modelo digital y enfocado en fortalecer el compromiso del comprador. Todo comienza aquí: ¿Cómo puede la tecnología digital crear nuevas formas de interactuar con los clientes? ¿Qué información se debe almacenar para crear una mejor experiencia de compra? La clave, sin duda, es personalización.

Es momento de enfocarse en la personalización con experiencias emocionales, relevantes y simples que permitan llevar del carrito de compras al corazón. Según Infosys, el 86% de los compradores asegura que la personalización influye en sus decisiones de compra, y que la disposición a comprar de los clientes que hacen clic en elementos personalizados es un 125% superior.

Para MQA, compañía líder en tecnología para la industria de retail en Colombia, la clave de la personalización es la información, entender cómo se puede rediseñar el proceso de distribución para generar un mayor impacto o incluso identificar qué modelo de negocio está buscando su comprador para alcanzar su confianza.

“Gracias a herramientas como CRM (Customer Relationship Management) y soluciones de analítica avanzada las compañías pueden hacer seguimiento a las preferencias de sus clientes, crear patrones de conducta y entregar contenidos y productos a la medida”, afirmó Germán Borrero, Presidente de MQA.

Como resultado de esto, se pueden crear experiencias personalizadas que lleven al cliente a sentirse valorado y apreciado, factor que marca la diferencia competitiva drásticamente.

“El poder de la personalización permite tener campañas con un mayor retorno de inversión y resultados inmediatos para el negocio. Tecnologías como inteligencia artificial están en la punta de la pirámide pues permiten entregar una experiencia uno-a-uno a través de un canal 100% digital”, concluyó Borrero.

Con una experiencia basada en la personalización y con usuarios fidelizados, es momento de sacar provecho del comercio electrónico e incrementar las ventas por este canal. Es hora de llegar al cliente cuando lo necesita, justo con lo que desea y por su canal de compra preferido; lo anterior hará la diferencia en las organizaciones colombianas que aún están en proceso de transición y tienen ambiciosas metas de negocio.